10 Películas que acaban y empiezan de la misma forma

Desde ‘El rey león’ hasta ‘Parásitos’, la estructura circular sigue siendo una de las más satisfactorias del cine.

  • La estructura circular es una de las más exitosas y preferidas por los espectadores

Hay muchas formas de empezar y acabar una película y una de ellas es la de hacer que ambas sean lo mismo. No, no es un recurso vago de los guionistas sino una forma directa, tanto narrativa como visual, de forzar al espectador a comparar el inicio con el desenlace y así reflexionar el viaje que ha sucedido entre medias. Qué ha cambiado y qué no lo ha hecho son dos de las mejores preguntas que se pueden hacer para evaluar la historia de una película y el arco de los personajes y la estructura circular nos obliga a hacerlas de forma automática.

Son muchas las películas que han optado por esta estructura. Quizás la más aclamada y referencial de todas ellas sea ‘Centauros del desierto’, la obra maestra de John Ford cuyo peso e influencia en la narrativa cinematográfica posterior es inabarcable. Son muchas las películas que en los últimos años han optado por esta herramienta y el vídeo que tenéis en el encabezado de Screenrant es una buena muestra de ello. Estas son las diez películas, cuyos finales y principios, se repiten por diversos motivos:

‘Birds of Prey’

La aventura en solitario de Harley Quinn empieza con ella sintiéndose sola, tirando las copas que lleve a la mesa de sus falsas amigas y acaba con ella llevando la bandeja a su recién creada pandilla.

‘Como Dios’

Jim Carrey interpreta a un reportero harto de su trabajo que, tras poseer el poder de Dios durante un tiempo acaba apreciando las pequeñas cosas. Todo eso queda reflejado en el reportaje que realiza al principio y al final de la película sobre una galleta gigante en la que, además, el chef se hurga en la nariz en cámara. Eso sí, su actitud y entusiasmo es totalmente distinta.

‘Kigsman: servicio secreto’

Quizás lo primero que recordamos de Kigsman es ver a Colin Firth cerrar el bar diciendo “los modales hacen al hombre” antes de pegar una paliza a los matones que perseguían al protagonista. Después, ya finalizado su entrenamiento, es este el que vuelve al bar para, ya sin temor, repetir la frase… Y los paraguazos.

‘Avatar’

La película de Cameron tiene una de las estructuras circulares más simples y significativas que recordamos. Empieza y acaba con un plano del protagonista abriendo los ojos, claro que primero lo hace como humano paralítico en una nave y al final como Na’vi en Pandora.

‘1917’

Aunque la cinta sucede en un solo plano, el protagonista comienza el viaje apoyado en un árbol y lo acaba igual, agotado, con los espectadores conscientes de todo lo que ha sufrido entre ambos.

‘El rey león’

Mufasa presenta a su hijo Simba al igual que Simba hace lo propio con el suyo en la última escena. Por algo la canción que suena en ambas se llama ‘El círculo de la vida’.

‘Todo en un día’

Pocas cosas cambian para el protagonista de la cinta y eso es lo que quiere reflejar del personaje y sus ideas, que empieza y acaba con la irónica frase de “La vida va muy deprisa”.

‘Perdida’

Otro enorme ejemplo que empieza y acaba casi con la misma imagen exacta. Eso sí, sabiendo todo lo que ha acontecido en la película, el estatismo de los personajes resulta terrorífico.

‘Parásitos’

Aunque la ganadora del Oscar da un atisbo de esperanza, que empiece y acabe con el mismo plano del ventanal del sótano con los calcetines tendidos nos recuerda que al final de la cinta están igual que al principio, y que encima han perdido mucho en el viaje. Un plano lleno de desesperanza.

‘Juno’

La cinta de Ellen Page reflexiona sobre la maternidad y lo hace empezando y acabando con la importancia de una simple silla, y lo que esta puede atar a su alrededor la vida de los protagonistas. Por algo ganó el Oscar Diablo Cody y su guion.

Fuente: Fotogramas.es

0
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *