Huawei Mate XS, el primer vistazo

El teléfono plegable de Huawei, el Mate X, fue anunciado el año pasado en el MWC 2019 pero, sin saber muy bien el porqué, no pudimos casi ni acercarnos a él y sólo pudimos contemplarlo a través de la vitrina que lo protegía. Este año, sin embargo ha sido distinto. Sin Mobile World Congress pero sí con evento «extraordinario» de Huawei, nos presentaron algunas de las primeras novedades para este 2020, entre las que se incluía el renovado Huawei Mate Xs, su “nuevo” teléfono plegable. Sigue leyendo porque te cuento todo lo nuevo que trae este terminal y te explico mis primeras sensaciones con él en mano.

Las novedades del Huawei Mate Xs

Estéticamente este teléfono plegable de Huawei es idéntico al del año pasado. Un terminal todo pantalla en su superficie, salvo por la pequeña franja que alberga el conjunto de cámaras que acompañan al Mate Xs y, por supuesto, el sistema de cierre de la pantalla plegable. Sí, a diferencia del resto de teléfonos plegables del mercado, este añade un «sistema de seguridad» que mantiene plegada la pantalla hasta que accionas el botón de desbloqueo del propio cierre.

Como novedad, Huawei nos comentó que habían mejorado el sistema de bisagras, modificando el material que habían usado en ella para, de esta forma, hacerla más resistente y duradera para soportar el plegado y apertura constante del teléfono. Además, en este Mate Xs también se ha mejorado el hardware interno del que ahora te contaré en más detalle.

¿Qué se siente con el Huawei Mate Xs en las manos?

Por suerte, puedo decir que soy de los privilegiados en haber probado todos los smartphones plegables que hay en el mercado actualmente.

Como concepto, creo que este plegable de Huawei es el smartphone plegable que más me convence. Personalmente, prefiero un smartphone «normal» que, cuando despliegue su pantalla, se convierta en un tablet antes que un smartphone que se convierta en algo más pequeño. Pero, como era de esperar, todo tiene sus pros y sus contras.

Los puntos positivos que le veo a este smartphone son:

  • Al estar plegado, mantiene una pantalla de 6,6 pulgadas, un tamaño decente para ser usada con normalidad.

  • El cierre con el sistema de bloqueo da seguridad ante aperturas no deseadas que podrían causar algún accidente.
  • Es el teléfono plegable con la mayor diagonal hasta el momento, llegando a las 8 pulgadas de frontal cuando está abierto.

Sin embargo, existen como decía otros puntos que no llamaría exactamente negativos sino «menos positivos«:

  • Al tratarse de un smartphone todo pantalla y esta estar expuesta hacia el exterior, no sabría decir hasta qué punto este panel será resistente ante abrasiones y golpes.
  • El sistema de cierre, acompañado del gran tamaño del terminal una vez desplegado, hacen que sea totalmente imposible abrirlo o manejarlo a una sola mano. En mi caso, al tener las manos relativamente grandes, el Galaxy Fold no era cómodo en una sola mano pero sí que me permitía abrirlo sin dificultad.

Seguramente, una de las preguntas que más se están repitiendo en tu cabeza sea ¿se nota el pliegue que hace la pantalla en el lateral? Pues, la verdad, menos de lo que me esperaba. A diferencia de otros teléfonos plegables, este Mate Xs se dobla en sentido contrario al resto, es obvio. Esto hace que la pantalla no se doble tanto como en el resto de smartphones de esta gama de productos y, por lo tanto, que acabe marcándose menos tanto a nivel visual como al tacto. Por supuesto, si pasamos el dedo por encima notaremos una pequeña rugosidad, pero es algo prácticamente inapreciable.

Lo que sí me ha sorprendido bastante es la rigidez que tiene el sistema de bisagras en comparación con otros smartphones. Esto me da mayor sensación de seguridad, como ya te he mencionado, pero favorece esa resistencia a abrirse con una mano que no me termina de encajar.

Hardware actualizado en pequeñas dosis

La sensación que transmite este nuevo smartphone de Huawei es justo lo que esperaba. La fluidez se mantiene en todo momento, pudiendo moverte por sus menús y ajustes, reproducir cualquier tiempo de contenido e, incluso, las animaciones al plegar y desplegar su pantalla son inmediatas y no podemos encontrar ningún tipo de lag.

Gran parte de la culpa de esta experiencia tan buena la tiene el hardware, que incluye lo último de lo último: el procesador Kirin 990 de Huawei compatible con la redes 5G, 8 GB de memoria RAM y 512 GB de almacenamiento (ampliable mediante las NM Card de Huawei), además de contar con una batería de 4.500 mAh repartida a lo largo de su panel.

Sin embargo, lo que se mantiene exactamente igual es el «problema» con el software. El sistema operativo sigue siendo el mismo y también contamos con la capa de personalización EMUI, que corre sobre la décima versión de Android. Pero, como ya sabrás, seguimos sin contar con los servicios de Google (Play Store, Gmail, Google Maps, etc.) en los teléfonos de este fabricante, lo que implica que no podremos instalar todas las apps que solemos tener en nuestros teléfonos como es el caso de WhatsApp o Facebook.

Para paliar esto, Huawei cuenta con su propia tienda de apps, la App Gallery. Una tienda de aplicaciones en la que encontraremos cada vez más aplicaciones pero que, por desgracia, todavía no cuenta con el catálogo de Google Play al completo.

Respecto a las cámaras, estas se encuentran en la delgada franja que alberga el sistema de cierre de la pantalla que te comentaba al principio de este artículo. Contamos con un conjunto de cámaras bastante completo y que recuerda mucho al del resto de la familia Mate:

  • Una lente angular de 40 megapíxeles, con focal f/1.8, equivalente a 27 mm.
  • Una lente teleobjetivo de 8 megapíxeles, con focal f/2.4, equivalente a 52 mm.
  • Una lente ultra gran angular de 16 megapíxeles, con focal f/2.2, estabilización de imagen OIS, equivalente a 17 mm.
  • Un sensor TOF para medir la profundidad.

Un conjunto de cámaras muy completo y del que, de momento, no te puedo hablar en profundidad ya que, en este tipo de pruebas (primera toma de contacto), no se tiene el tiempo necesario para probar a fondo algo tan importante y tan profundo como es el apartado fotográfico. Pero no te preocupes: lo analizaremos a fondo en su análisis completo más adelante.

Precio y disponibilidad del teléfono plegable de Huawei

El modelo del año pasado, el Mate X no llegó a estar disponible para ser adquirido pero, en este caso, Huawei nos ha traído una buena noticia con la presentación del Xs. El equipo sí estará disponible durante el mes de marzo y, aunque todavía no tenemos una fecha cerrada, no debería de tardar demasiado -te iremos informando de cualquier novedad al respecto, descuida.

Respecto al precio, en este caso y con las mejoras que esta actualización, el precio aumenta hasta los 2.499 euros, convirtiéndose así en el smartphone plegable más caro hasta el momento. Un precio que para la gran mayoría puede resultarnos prohibitivo.

En mi opinión, en este lanzamiento no importa tanto el impacto de su precio como el hecho de que Huawei ha querido romper por fin la barrera del lanzamiento, para observar así cómo evoluciona el mercado y de qué forma aceptan los usuario el primero de sus smartphones plegables que sale al mercado.

Fuente: El output.com

#huaweixs #huawei

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *